Han leído nuestros comentarios:

martes, 5 de marzo de 2013

El Ultimo Gran Mago (Death Defying Acts - 2007)


Harry Houdini, nacido en el año 1874 en Budapest, Hungría, fue un famosísimo ilusionista y escapista. Era de origen judío, y se transformó en uno de los más grandes íconos dentro de su arte: la magia y el escapismo. Su gran especialidad era liberarse de toda clase de ataduras y encierros, llegando a practicar estos números en público miles de veces. Su muerte acaeció en 1926, cuando sólo tenía 52 años, presumiblemente a causa de una peritonitis. Aunque algunas circunstancias que rodearon su muerte fueron tan extrañas como ciertos aspectos de su vida misma.

Esta introducción que escribimos tiene como fin presentar al personaje central de esta obra de la directora australiana Gillian Armstrong, sin grandilocuentes títulos en su haber, mayoritariamente especializada en cortos. Para esta película estrenada hacia fines de 2008 en Argentina, convocó a una de las mujeres más rutilantes de Hollywood, la galesa Catherine Zeta Jones ("La Máscara del Zorro", "Chicago", "La Terminal", "La Leyenda del Zorro"), seguramente uno de los rostros más perfectos del Séptimo Arte. A su lado, en el papel del renombrado escapista, aparece el inglés Guy Pearce.

La historia nos muestra a Mary McGarvie (Zeta Jones), una suerte de psíquica escocesa, que sobrevive como puede junto a su hija Benji (la joven actriz neoyorkina Saoirse Ronan), padeciendo privaciones varias, a punto tal de vivir en una precaria vivienda situada dentro de un cementerio...! Mary y Benji llevan adelante actos pseudo paranormales para poder ganarse el sustento. Pero sus vidas cambiarán a partir del día en que el Gran Houdini llega a Escocia para presentar sus afamados trucos de ilusionismo. Mary ve la posibilidad de acercarse al mago, quien ha prometido una jugosa recompensa para quien pueda descifrar, por medio de la magia o la videncia, cuáles fueron las últimas palabras que su fallecida madre le dedicó. Hecho que por otra parte, parece atormentar fuertemente al ilusionista.

La natural belleza y atractivo de Mary inmediatamente llamarán la atención de Houdini, de modo que comenzarán a entrelazar una historia de amor, matizada con la desconfianza que el mago experimenta hacia las supuestas dotes psíquicas de la dama de Escocia. Importante papel juega en toda la trama el asistente personal de Houdini, llamado Sugarman (rol interpretado por un excelente Timothy Spall), quien al principio se muestra muy reticente hacia la bella Mary y su hija, pero que con el transcurso de los hechos irá variando su actitud.

Contraria a algunas opiniones que hemos leído por allí, para nosotros "El Ultimo Gran Mago" dista mucho de ser una película aburrida. En realidad, nos pareció lo contrario. A los pocos minutos de comenzada, y tras ciertos bacheos iniciales, realmente la trama nos ha atrapado y nos ha gustado mucho. Siempre es un placer ver en acción a la luminosa Zeta Jones, y si a eso le sumamos una muy buena fotografía y ambientación, la verdad que el combo nos cierra.
Esta no es una película de misterio, ni tampoco una historia romántica, ni una biografía acerca de la vida y el arte de Harry Houdini. Es una balanceada mezcla de todo ello, arrojando un muy buen producto final.

Título:  "El Ultimo Gran Mago" ("Death Defying Acts")
Año: 2007
Origen: Reino Unido / Australia
Directora: Gillian Armstrong
Principales intérpretes: Catherine Zeta Jones, Guy Pearce y Timothy Spall.
Duración: 97 minutos
Calificación: ☻☻☻☻☻☻☻☻


Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-
 

1 comentario:

  1. Esta película no es lo que esperaba, sin duda creí que su temática estaba más enfocada al ilusionismo, pero no fue así. Después de ver la serie actual El Hipnotizador , me recomendaron esta producción, pero creí que tendría una trama similar. En fin, de entrada el reparto no es malo, y es el punto que considero vale más la pena.

    ResponderEliminar