Han leído nuestros comentarios:

miércoles, 18 de julio de 2012

Skinwalkers (Hombres Lobo)


Otra película de hombres lobos... Otra más, perteneciente a un sub-género del cine de terror, donde encontrar a esta altura originalidad, se transforma en una total utopía... Pero bueno, esto no amedrentó al director James Isaac (recientemente fallecido, en marzo de 2012, a la edad de 51 años), quien se munió de un par de elementos de interés para poder remontar la natural repetitividad de este tipo de films. Los más significativos -y obvios- de esos elementos radican en el atractivo físico de algunos de los principales intérpretes: Natassia Malthe, Jason Behr y Rhona Mitra. El cine entra principalmente por los ojos, y lo que es agradable a los ojos siempre suma. Qué mejor que reclutar figuras gancheras desde lo físico y con abundante sex appeal para todos los gustos, como los mencionados...?

La historia gira en torno a Timothy (Matthew Knight), un pequeño de doce años que es buscado afanosamente por un grupete de feroces -y sensuales, no olvidar!- hombres lobos capitaneados por Varek (el musculoso carilindo Jason Behr, quien hace lo que puede con su papel, y trata de demostrar que es algo más que un rostro puesto allí para atraer al sexo femenino). Varek y sus secuaces, entre quienes aparece la escultural noruega Natassia Malthe ("40 Días y 40 Noches", "Halloween Resurrection", "Elektra"), una especie de monumento a la sensualidad, llevan adelante una cacería para terminar con la vida del pequeño, antes de su cumpleaños número trece, porque según reza una antigua leyenda navaja, el infante está predestinado a exterminar la maldición de los "skinwalkers" del título, en el momento preciso en que deje de tener doce años.

Igualmente, el purrete no está solo a merced de los licántropos, sino que es protegido por su madre humana Rachel (otra actriz tan física como Malthe, la británica Rhona Mitra -"Beowulf la Leyenda", "El Hombre sin Sombra", "Underworld, la Rebelión de los Licántropos"-) y por unos pocos parientes y amigos, los cuales, atención: también son skinwalkers! Pero eso sí: quieren dejar de serlo, a diferencia del grupo liderado por Varek. Por lo cual, que Timothy llegue a cumplir sus trece añitos, se puede decir que favorece a sus deseos, contrariamente a lo que pretenden sus parientes más agresivos.

Bien, en cierto modo podemos reconocer que algunos aspectos del argumento tienen su costado de originalidad, pero el problema es que casi nadie se cree su papel, ni logra transmitir muchas emociones al espectador. No emociones cinematográficas, claro está. Por ahí si de las carnales, cada vez que vemos a la escandinava Malthe vestida como aparece en la mayoría de las escenas. O como las que seguramente las damas que vean este film experimentarán cada vez que observen los aceitosos músculos de Jason Behr...

En tren de rescatar actuaciones, seguro que la de Rhona Mitra es la más convincente. Es una buena actriz la londinense, más allá de su innegable belleza. Está acostumbrada a hacer películas de acción, y casi siempre sale airosa en su tren de imprimirle fuerza y expresión a sus personajes. Otro que cumple aceptablemente es el canadiense Elias Koteas, intérprete de Jonas, el tío de Timothy. Que es otro skinwalker, no nos olvidemos: Timothy es mitad humano, mitad hombre-lobo; y Jonas es el hermano del padre del jovenzuelo, que es... sorpresa, claro que no lo diremos, vean la película!

Los efectos especiales -supuestos puntos fundamentales del cine de fantasía, terror o ciencia ficción actuales- no pasan de discretos, para estar a tono con la obra en general. La vuelta de tuerca del final tampoco es demasiado imaginativa, por ende nos encontramos ante una producción chata en general, a la cual solamente salvan... los elementos visuales que enumerábamos en el primer párrafo...

Título: "Skinwalkers" ("Hombres Lobo")
Año: 2006
Origen: Canadá / Estados Unidos / Alemania
Director: James Isaac
Principales intérpretes: Rhona Mitra, Jason Behr y Natassia Malthe
Duración: 110 minutos
Calificación: ☻☻☻☻☻
.
Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-

martes, 17 de julio de 2012

Colombiana


"Colombiana" (absurda y ridículamente rebautizada en Argentina como "Venganza Despiadada"... harán cursos de estupidez a la hora de cambiarle los títulos a las producciones extranjeras?) nos trajo inmediatamente a la mente algunos puntos en común con "Rosario Tijeras", gran película oriunda de aquél país protagonizada por Flora Martínez. Inferior a nuestro gusto a aquélla, "Colombiana" nos muestra la historia de Cataleya, rol interpretado por la oriunda de New Jersey, Zoe Saldana. Cataleya pierde a sus padres siendo niña, asesinados por miembros de un cartel de drogas liderados por un gángster llamado Don Luis Sandoval (Beto Benítes). A este mismo cartel pertenecía el padre de Cataleya, a quien Don Luis manda a matar por considerarlo un potencial traidor. Este hecho acontece a principios de la década del 90 en Bogotá.

Tras este quiebre en su incipiente vida, Cataleya logra escapar milagrosamente (en una acción absolutamente inverosímil del film) de los asesinos de su padre, dirigiéndose a la ciudad de Chicago (sola...? Otro pasaje muy poco creíble...) en búsqueda de su tío, quien la recibe con los brazos abiertos. Muy pronto, Emilio -el tío- (personaje a cargo de Cliff Curtis) se dará cuenta de que en el corazón de Cataleya anida un frío y poderoso deseo de matar, de transformarse en una asesina profesional. Y eso es lo que le pide a Emilio que la ayude a convertirse.

Mientras crece y se perfecciona en el arte de quitar la vida a terceros, Cataleya irá haciendo "trabajos especiales" (léase crímenes a sueldo) para su tío, quien por supuesto, tampoco está al margen de este submundo de personajes que se mueven fuera de la ley. Pero a su vez, la joven buscará acercarse a Marco (el español Jordi Mollá), quien fuera el autor material del crimen de sus progenitores; y al mismo Don Luis Sandoval, obviamente para terminar con sus vidas. Estos riesgos que Cataleya va tomando, alteran los nervios de Emilio, quien ve venir un futuro negro para lo que queda de su familia...

"Colombiana" es un entretenido producto del cine de acción, pero contaminado por demasiadas escenas absurdas e inverosímiles... Suponemos que esto debe haber sido concretado a conciencia por el director Olivier Megatón ("El Transportador III"), porque hacerlo mejor hubiese costado poco esfuerzo. A nuestro juicio, estas resoluciones exageradamente ficticias de algunos momentos del filme, juegan absolutamente en contra del producto final. Cabe destacar que el creador del guión es Luc Besson, afamado y prestigioso guionista, productor y director francés. De ahí que sorprendan un poco estas notorias falencias.

Los actores principales están correctos en sus respectivas labores. Zoe Saldana (cuyos antecedentes fílmicos  más reconocidos fueron "Piratas del Caribe: la Maldición del Perla Negra", "La Terminal" y especialmente "Avatar") es una joven actriz americana de frágil aspecto y rostro indudablemente seductor, quien da vida a una convincente Cataleya adulta. Como dijimos, el catalán Jordi Mollá interpreta al asesino Marco, mano derecha de Don Luis Sandoval, y pone su expresivo rostro al servicio del mismo. Y el británico Lennie James es el agente especial James Ross, quien investiga las muertes detrás de las cuales Cataleya va dejando su sello personal.

En resumen, un film interesante y nada aburrido, que no termina de transformarse en una gran película por los detalles antes apuntados, que distan de ser menores. El guión es simple pero no efectivo, dados sus varios pasajes de inverosimilitud. Para qué hacerlo increíble, si lo contrario estaba al alcance...?

Título: "Colombiana"
Año: 2011
Origen: Estados Unidos / Francia
Director: Olivier Megatón
Principales intérpretes: Zoe Saldana, Jordi Mollá y Lennie James.
Duración: 108 minutos
Calificación: ☻☻☻☻☻☻☻

martes, 3 de julio de 2012

Río


Preciosa, encantadora, por qué no maravillosa?
Vocablos fácilmente aplicables a esta producción animada de los Blue Sky Studios, una subsidiaria de la Twentieth Century Fox Animation, responsables de haber creado ese formidable tanque de la animación llamada "La Era del Hielo".

Esta joya del séptimo arte nos muestra la historia de Blu, un guacamayo de vivo color azul, presuntamente el último de su especie. Capturado por cazadores furtivos siendo muy pequeño, termina accidentalmente en manos de una jovencita americana llamada Linda, en la ciudad de Minnesota; la cual entrega su incondicional amor y protección a la singular criatura, quien crece en aquélla fría ciudad estadounidense rodeado de comodidades y sin haber siquiera aprendido nunca a volar.

Su tranquilidad se alterará el día en que aparezca en escena Tulio, una suerte de biólogo brasileño, quien le explica a Linda que Blu es el último macho de su especie, pero que la misma puede ser salvada aún, porque en un laboratorio de Río de Janeiro vive (en realidad contra su voluntad, ella sólo quiere escaparse) Jewel, la última de las hembras. Al principio Linda no quiere saber nada de la propuesta de Tulio acerca de viajar a Río para tratar de unir a ambos guacamayos, para no poner en riesgos a Blu; pero finalmente terminará cediendo.

Los tres se trasladan a la paradisíaca ciudad brasilera, donde comenzarán a vivir toda clase de peripecias; especialmente a partir del momento en el que unos trasnochados traficantes de aves exóticas secuestrarán a la parejita de guacamayos. Linda y Tulio comenzarán una búsqueda desenfrenada por toda la ciudad, que a su vez se apronta para vivir toda la diversión de su famosísimo carnaval.

Pocos términos se pueden utilizar a la hora de describir la magia de esta película. Los personajes (tan reales son las distintas especies de aves que se ven, que uno no puede menos que asombrarse!), las técnicas de animación (a veces los ojos no dan crédito ante tanta perfección), la simpatía y ternura de los protagonistas (de Blu y de Linda, especialmente), la agilidad en el trabajo de dirección a cargo del también guionista, el joven oriundo de la misma ciudad del título, Carlos Saldanha. Saldanha, en su corta carrera, ha tenido a su cargo la dirección de auténticos pesos pesado de la animación moderna: las tres primeras "Era del Hielo" y "Robots".

También hay actores famosos en el reparto de las voces: Anne Hathaway ("Hechizada", "El Diablo Viste a la Moda", "Alicia en el País de las Maravillas") es la encargada de poner sus cuerdas vocales al servicio de Jewel. Will I Am -cantante de la banda Black Eyed Peas-, es el canoro cardenal Pedro; mientras que Jesse Eisenberg es quien interpreta al eje de la película, Blu.

Atrapante por donde se la analice, "Río" es un verdadero tesoro de la animación, a la cual dan ganas de volver a ver al instante mismo de haber finalizado su proyección. Si hasta la banda de sonido está a la altura de las circunstancias (el tema oficial se llama "Telling the World" y está compuesto e interpretado por el cantautor anglo-brasileño Taio Cruz), cuya música seduce desde el comienzo mismo del film, con la fantástica danza de cientos de aves en medio de la foresta.

Afortunadamente, ya se ha comenzado a elaborar la segunda parte, la cual tiene fecha de estreno para abril de 2014, y se verá ambientada en el próximo campeonato mundial de fútbol. 100% recomendable para todas las edades y públicos, "Río" puede considerarse más un alimento para el alma, que una simple obra cinematográfica.

Título: "Río"
Año: 2011
Origen: Estados Unidos
Director: Carlos Saldanha
Duración: 96 minutos
Calificación: ☻☻☻☻☻☻☻☻☻☻!!