Han leído nuestros comentarios:

jueves, 29 de diciembre de 2011

Perras Furiosas


No era mucho lo que podía esperarse de un film con este nombre, verdad? Solamente algo de violencia, quizás un poco de morbo, y bastante aroma a Clase B... o quizás debamos decir Clase C.
Esta realización del director Rick Jacobson lleva por título original "Bitch Slap", lo cual adecuadamente traducido podría llegar a significar "Cachetazo de Puta", o algo similar... "Perras Furiosas" es un nombre tan malo como ése, en todo caso.

Podríamos deducir que al mencionado Jacobson (con mayoritaria experiencia en series de TV, como por ejemplo "Cleopatra 2525", "Xena" o "Spartacus") le gusta el cine de Quentin Tarantino o de Robert Rodríguez, dado el estilo que parece querer seguir esta película. Violencia semi desenfrenada, personajes al borde de un ataque de nervios, abundantes escenas graciosas (error, debemos decir "que pretenden ser graciosas"), desdoblamiento de escenas al unísono en pantalla, actores y actrices un tanto bizarros... Lo que sin dudas Jacobson no logra absorver de Tarantino o de Rodríguez es la calidad, ni tampoco la imaginación.

La trama nos muestra a dos rudas mujeres, Hel (Erin Cummings, cuya participación más saliente fue en la misma serie televisiva "Spartacus") y Camero (América Olivo, a quien vimos en la remake de 2009 de "Viernes 13") en travesía por el desierto buscando un botín enterrado por un truhán del submundo del delito llamado Gage (Michael Hurst), valuado en aparentes U$S 200.000.000 en diamantes. Junto a ellas viaja una ingenua -o al menos pensamos que lo es, ya se darán cuenta porqué lo decimos- stripper llamada Trixie (personaje encarnado por la exhuberante canadiense Julia Voth, con alguna que otra participación en otras series de televisión: "Sobrenatural" o "Castle"; éste es su primer protagónico cinematográfico).

Hel y Camero son exageradas y bastante poco creíbles mujeres de acción, en especial esta última, que nos demuestra qué tan irritante puede ser una flojísima actriz (América Olivo), quien no logra disimular ese fundamental detalle pese a mostrar gran parte de su transpirada anatomía en escena, casi todo el tiempo, mientras consume sustancias y revolea insistentemente sus ojos... (?). Lo de Erin Cummings tampoco es destacable en lo más mínimo, aunque al menos no molesta tanto como Olivo.

El intento de transformar "Perras Furiosas" en un mix entre "Kill Bill" y "Sin City" fracasa totalmente, quedándose a mitad de camino de todo, y seguramente provocando algún escozor en Quentin Tarantino y/o en Frank Miller, si es que alguien les dijo que vieran este filme alguna vez. El recurso de insertar pasajes anteriores en el tiempo entre las escenas actuales, tampoco juega a favor de la película, y por pecar de repetitivo se torna finalmente en tedioso.

Escasos medios técnicos (algunas escenas creadas por computadora son francamente risibles; por ejemplo el efecto del auto incendiándose en el inicio del film), pocos recursos, ninguna originalidad, pobres actuaciones... demasiados puntos en contra debe sobrellevar "Perras Furiosas" como para salir airosa.

Tal vez los únicos ítems que se pueden anotar del lado del haber son que la película no es monótona sino bastante ágil y llevadera, la mayor parte del tiempo. Que nos pareció interesante la vuelta de tuerca del final, como para evitar el naufragio absoluto... Y, quizás, siendo generosos, se puede encontrar algún atractivo al personaje de Trixie, encarnado por la muy bonita Julia Voth, quien como actriz seguramente no ganará ningún Oscar, pero al menos logra otorgarle carisma a su rol. Demasiado poco para destacar a la hora de los bifes...

Título: "Perras Furiosas" ("Bitch Slap")
Año: 2009
Origen: Estados Unidos
Director: Rick Jacobson
Principales intérpretes: Julia Voth, Erin Cummings y América Olivo
Duración: 109 minutos
Calificación: ☻☻☻☻

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-