Han leído nuestros comentarios:

jueves, 9 de diciembre de 2010

Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1

Harry Potter, ultra archi famoso personaje literario llevado al cine en una saga de siete películas, nunca ha sido uno de los favoritos de quien escribe. Supongo ha de deberse a una cuestión de edad: probablemente me hubiese fascinado, de haber aparecido en mis años adolescentes. Hoy en día, veo a Harry como un tipillo destinado a absorver espectadores muy jóvenes y ávidos de consumo de efectos especiales. Y obviamente, que le ha proporcionado a su creadora, J.K. Rowling, eterno bienestar económico.

No habiendo seguido la serie en cuestión, y habiendo visto tan sólo dos de los filmes previos (los primeros), igualmente acepté la invitación de una amiga muy querida para concurrir a una sala cinematográfica a ver qué era de la vida del joven mago con anteojos, sabiendo además que "Harry Potter y las Reliquias de la Muerte" es la última película de la historia, a su vez dividida en dos partes.

En este caso, la trama gira en torno a las peripecias que viven Harry (siempre encarnado por el expresivo Daniel Radcliffe) y sus laderos Hermione Granger (la joven actriz parisina Emma Watson) y Ron Weasley (Rupert Grint), tratando de escapar de su mortal enemigo Lord Voldemort (el reconocido y algo de moda Ralph Fiennes), el mago de la oscuridad y líder de los letales Mortífagos.

Honestamente, el hilo argumental de la película se me hizo un poco difícil de seguir, al no estar debidamente empapado de la extensa galería de personajes que desfilan por la pantalla: Ojoloco Moody, el Ministro de Magia Rufus Scrimgeour, los elfos Kreacher y Dobby, Xenophilius Lovegood, la malvada Bellatrix Lestrange, Luna, y una larga lista de etcéteras.

Por supuesto, los efectos visuales de esta súper-producción son alucinantes. Muy especialmente el tramo en el cual Hermione va leyendo "La Fábula de los Tres Hermanos", donde va explicando de qué se tratan las reliquias de la muerte del título: la Varita de Saúco, la Piedra de la Resurrección y la Capa de la Invisibilidad. Las imágenes animadas que acompañan la voz de Hermione son sencillamente encantadoras.

En las labores actorales, siempre es maravilloso poder ver en un reparto a Helena Bonham Carter, la esposa del enorme director Tim Burton, quien en este caso se hace cargo del rol de Bellatrix Lestrange. Bonham Carter es una experta en dar vida a personajes oscuros y retorcidos (recuérdese sus actuaciones en "El Planeta de los Simios", "Conversaciones con Otras Mujeres", "Sweeney Todd", "Alicia en el País de las Maravillas", y varias más). Su imagen en este caso atrae de inmediato todas las miradas.

Los tres intérpretes centrales cumplen muy bien con sus caracteres, los cuales, sin lugar a dudas, los divierten. Y eso se nota. Casi toda la filmografía de estos tres jóvenes se remite a las películas de esta serie, y no es desatinado acotar que han crecido junto a ella: desde aquélla lejana "Harry Potter y la Piedra Filosofal", del año 2001, han ido mutando paulatinamente de niños a adolescentes.

El inglés David Yates es el director del film, quien también ha tenido a su cargo las partes previas "Harry Potter y la Orden del Fénix" y "Harry Potter y el Misterio del Príncipe". Su labor es correcta, y por momentos logra lo que para nosotros, en este tipo de obras, constituye un mérito: le baja los decibeles al vértigo de lo que ocurre en pantalla.

En resumidas cuentas: Harry Potter y sus aventuras no van a cambiar la historia del mundo, pero sin dudas constituyen un imán irresistible para su innumerable legión de fans de todos los rincones del orbe. A punto ya de culminar la saga (la segunda parte de "Las Reliquias de la Muerte" ya tiene fecha de estreno para mediados de 2011, en formato 3D), suponemos que los devotos de Harry se aferrarán aún más a este film y su secuela, por tratarse del final de una década de hechizos y encantos. Recomendable y entretenida, como seguramente han de ser todas sus predecesoras.

Título: "Harry Potter and the Deathly Hallows: Part 1" ("Harry Potter y las Reliquias de la Muerte: Parte 1")
Año: 2010
Origen: Reino Unido / Estados Unidos
Director: David Yates
Principales intérpretes: Daniel Radcliffe, Emma Watson y Helena Bonham Carter.
Duración: 146 minutos
Calificación: ☻☻☻☻☻☻☻

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-

No hay comentarios:

Publicar un comentario