Han leído nuestros comentarios:

martes, 29 de junio de 2010

La Guerra del Fuego

Quien les escribe tenía en 1982 la jovial edad de quince años. A la incipiente fascinación por el Heavy Metal a partir de la guerra de Malvinas, le añadía una pasión enorme por el cine (con mis amigos solíamos ir hasta tres veces por semana a las tres salas que por aquél entonces mantenía nuestra ciudad natal de Chivilcoy!). Dicha pasión por el séptimo arte se acrecentaba cuando surgía alguna película fuera de lo común para ir a ver: jamás fallábamos.

Pues bien, este film que nos ocupa ahora, entra sin dudas en la categoría de "fuera de lo común": difícil de catalogar, y aunque no pertenece al cine mudo, tampoco cuenta con el don de la palabra. Recuerdo haber leído la crítica de su estreno en el viejo Diario La Razón (de Buenos Aires), la cual venía acompañada por una imagen de la primera actriz, la canadiense Rae Dawn Chong, caracterizada como un músico Black Metal de la actualidad: el flechazo fué instantáneo. "Tengo que ver esta película a como dé lugar", me dije en aquél entonces, dudando porque no todos los estrenos que pasaban por las salas capitalinas, llegaban a Chivilcoy.

Finalmente lo logré, y tras aquélla función cinematográfica, volví a verla varias veces más (seis o siete, seguro... y jamás me aburrió!) en formato DVD. La última de ellas, hace pocos días. De ahí la decisión de comentarla aquí.

Ambientada nada más ni nada menos que 80.000 años atrás (si, 80.000!!), el film muestra las peripecias de una tribu sumamente primitiva (Neanderthales?), que desconocen cómo encender el fuego. Mantienen desde siempre, llamas -encendidas quién sabe por qué causal original- ardiendo, que les permiten sobrevivir en un mundo frío (y totalmente hostil); pero ignoran cómo encenderlas por sus propios medios.
Un día -tras un desafortunado combate contra otra tribu de características aún más simiescas-, pierden el ardor de esas llamas que les brindaban calor.

Es allí cuando tres integrantes del clan, personificados por Everett McGill ("Duna", "La Gente Detrás de las Paredes"), el hoy muy popular Ron Perlman ("El Nombre de la Rosa", "Alien: Resurrección", "Hellboy") y Nameer El-Kadi (quien hoy en día ha cambiado su nombre por el de Nicholas Kadi), son enviados a recorrer vastos territorios rodeados de peligros, para traer de vuelta el fuego a la tribu.

Los tres cavernícolas se toparán en dicho viaje con numerosos riesgos: animales prehistóricos (es muy lograda la escena en la cual escapan de dos tigres Sable hambrientos), clanes caníbales, mamuts, y hasta la traición de algunos de sus propios compañeros de hogar.

También se encontrarán con otros individuos más desarrollados y adaptados (Cro Magnons?), quienes sí conocen el método para encender el anhelado elemento que les falta a los protagonistas.

El tratamiento del guión es brillante, y la dirección del francés Jean-Jacques Annaud ("El Nombre de la Rosa", "El Oso", "Siete Años en el Tíbet") es simplemente magistral. Conduce a los tres hombres primitivos en medio de la crudeza prehistórica, sin perder nunca su cuota de humor.
Los escenarios naturales de Escocia, Islandia, Canadá y Kenia son majestuosos, entregando una imagen de notable soledad, tal cual debieron ser aquéllas épocas perdidas en el tiempo.
Cabe mencionar además, que La Guerra del Fuego ganó un premio Oscar al mejor maquillaje.

Los actores entregan todo de sí, en la difícil tarea de dar vida a personajes cuyos diálogos son gruñidos ininteligibles. Es decir que deben valerse de gestos, ademanes y expresiones faciales para darse a entender. Y sin dudas lo logran. Cabe como ejemplo el momento en el que Naoh (Everett McGill) descubre cómo se enciende el anhelado fuego... pocas veces hemos visto tanta expresividad (mezcla de sorpresa y alegría) en el rostro de un actor.

La banda sonora también cumple un rol destacado, apareciendo en los pasajes cúlmines de la acción.

En resumen, casi una obra maestra del cine, que en su momento no a todos agradó, quizás por la dificultad que presupone seguir una acción donde no hay palabras de por medio. Pero que en mi humilde opinión, La Guerra del Fuego no las necesita.

Título: Quest For Fire - La Guerra del Fuego
Año: 1981
Origen: Canadá / Francia / Estados Unidos
Director: Jean-Jacques Annaud
Principales intérpretes: Everett McGill, Ron Perlman, Rae Dawn Chong y Nameer El-Kadi.
Duración: 100 minutos
Calificación: 9 puntos.

Comentó: Javier Parente, para OXIDO.-

2 comentarios:

  1. Excelente pelicula, hace unos minutos que la vi y despues de 28 que no la veia la disfrute mucho.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Totalmente de acuerdo; es un film muy especial, y tras más de treinta años de su realización, no ha perdido nada de su magia. Gracias por opinar!

      Eliminar